color2

La utilización de un logotipo o una marca en cualquier negocio es fundamental para posicionarse en el mercado. Nuestra imagen es lo que prevalecerá por encima de todo cuando contactamos por primera vez con un cliente. Por ello, hemos de analizar cuidadosamente los elementos que conformarán nuestra marca para que nos represente correctamente. Uno de los elementos más importantes a tratar, son los colores que tendrá nuestro logo.

 Los colores se encargan de transmitir diferentes emociones, son los que hablan de nuestra marca. Por eso, a la hora de diseñar nuestro logo, es importante pensar en el color aparte de en la forma. Pueden expresar diferentes sensaciones y debemos elegir con cuidado aquel que consideremos que represente la personalidad de nuestra empresa.

A continuación, realizaremos un análisis de los colores aplicados a diferentes tipos de marcas:

 

EL AMARILLO

Transmite alegría, felicidad, energía…

Suele ir acompañado por otro color en la mayoría de las marcas que lo utilizan, con la intención de llamar la atención del consumidor.

Ejemplos: McDonald’s, Shell, Kodak…

 

EL AZUL

 Transmite lealtad, confianza, verdad.

También es un color tranquilo, recuerda al océano y calma la vista. Se lo relaciona con los productos de limpieza, aparece también en multitud de líneas aéreas por su relación con el cielo y para representar productos fríos (relación con el aire). En los últimos años está siendo muy utilizado por las redes sociales para plasmar una imagen de confianza y seguridad a sus internautas.

Ejemplos: Facebook, Twitter, Ford…

 

EL VERDE

Transmite juventud, relacionado con el medio ambiente y la salud, aunque también con el dinero y la envidia.

Es un color que resulta atractivo para el público joven y para las empresas que quieren demostrar su respeto hacia el medio ambiente. En tonos más oscuros, es utilizado en productos financieros y bancos por su relación con el dinero.

 Ejemplos: Starbucks, BP, y en los últimos años está siendo también utilizado por McDonald’s, para dar una imagen de comida más sana.

 

 EL ROJO

 Transmite sensualidad, pasión y deseo, color relacionado con el amor. También se lo relaciona con la energía y la fortaleza.

 Es un color llamativo y fuerte que resalta la marca y atrae la atención. Provoca una reacción positiva frente al producto. Suele utilizarse en marcas de ropa que evoquen calidad y estilo, y también en el mundo del motor y en bebidas energéticas, por su relación con la energía.

Ejemplos: Levi’s, Ferrari, Coca Cola, Diesel…

 

EL PÚRPURA

 Transmite lujo y calidad, pero también se lo relaciona con la magia y el misterio.

Dependiendo de su tonalidad, es un color perfecto para una marca que represente una gama de productos dirigidos a la mujer, ya que evoca feminidad y romanticismo. No se destaca su uso en ningún sector, pero suele aparecer en marcas que quieren destacar en sus segmentos.

 Ejemplos: Cadbury, Yahoo…

 

EL  NEGRO

 Transmite sofisticación, glamour y exclusividad.

Lo utilizan marcas que quieren demostrar un alto status. Se relaciona también con marcas dirigidas al público masculino y exclusivas.

Ejemplos: Hugo Boss, Jack Daniels…

 

EL NARANJA

 Transmite felicidad, entusiasmo, positivismo…

Suele utilizarse en marcas que se relacionan con la diversión y el entretenimiento. Son marcas que quieren estar cerca de sus clientes.  También se lo relaciona con la juventud y la comida sana, por su toque cálido y cercano.

Ejemplos: Orange, Blogger, Nickelodeon…

 

EL BLANCO

 Transmite pureza, limpieza y sobriedad.

Es el color de la perfección y genera sentimientos positivos en el consumidor. No suele utilizarse demasiado en logotipos como único color, sino que actúa como acompañamiento de otros. Se utiliza en marcas de cosmética y cuidado personal, y en productos relacionados con la salud.

Ejemplos: Mercedes, Apple…

 

Después de analizar brevemente las características de cada color, hemos de recordar como anexo final, que los colores, dependiendo del país en el que los usemos pueden tener significados diferentes para nuestro público objetivo. Por ejemplo, el rojo suele indicar peligro y se suele relacionar con elementos de señalización de tráfico. Sin embargo en China, es símbolo de buena suerte.

Es por eso que antes de escoger nuestro color, debemos estudiar nuestro público objetivo, ya que son ellos los que finalmente decidirán si nuestra marca triunfa o fracasa en el mercado.

Compartir

1 comment

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *